LA PRÁCTICA, SOLO TE HACE BIEN

SHINRIN-YOKU, TAMBIÉN CONOCIDO COMO TERAPIA DE

BOSQUE, ES UN TÉRMINO QUE SIGNIFICA

“BAÑO DE BOSQUE”.

El concepto fue desarrollado en Japón durante la década de los 80

con el objetivo de “tratar” los altos niveles de estrés.

Los enfoques de la Terapia de Bosque tienen raíces en muchas culturas a lo largo de la historia. Este ejercicio de aproximación a la naturaleza no es exclusivo de la cultura japonesa, cada cultura en el mundo ha desarrollado sus propias tradiciones sobre conexiones con la naturaleza, y sus capacidades relajantes y medicinales.

El sistema de patrones y procesos japoneses, Shinrin-Yoku, inspiraron el nuestro, que se distingue por las diferencias culturales y los ambientes naturales por los que estamos rodeados. La principal diferencia es que no vamos a realizar ejercicio, nos vamos a mover muy lentamente.

La idea es simple, si una persona visita un área natural y camina de una forma relajada se pueden alcanzar una serie de beneficios: relajación y restauración del sistema nervioso. La práctica sigue el principio general de que es beneficioso para nuestro bienestar pasar tiempo en la atmósfera del bosque.

Las actividades en el bosque o en un área natural son terapéuticas cuando a través de los sentidos, de forma calma y consciente, abrimos un espacio a la escucha y a la aceptación.

 

Las actividades que realizamos, desde el punto de vista terapéutico, parten de las siguientes premisas:

 

– Intención terapéutica de conectar con la naturaleza de forma sensorial, con los sentidos, y moverse de forma consciente.

 

– Se realizan sin prisa, no tienen por objetivo realizar ejercicio físico.

 

– Las interacciones con el entorno requieren prestar atención.

 

– La relación con la naturaleza y el impacto terapéutico acurre a lo largo del tiempo.

No es un evento único.

 

– Se establecen rutinas que ayudan a profundizar las relaciones con la naturaleza y los beneficios para la salud. No se trata sólo de hacer paseos en el bosque.

 

El guía y las invitaciones que ofrece apoyan a los participantes a ralentizarse y a despertar los sentidos,

percibiendo los matices de las interaccione en el ambiente natural.